LA TRANQUILIDAD CONSISTE EN SABER MANTENER EL RUMBO